El último vuelo de Corvo
“Para la mayoría de las personas, el cielo es el límite. Para los amantes de la aviación, el cielo es el hogar”. Jerry Crawford.
Hoy uno de nuestros principales colaboradores cumple 89 años, pero no está celebrando, por el contrario, está esperando la autorización de la Torre de Control para iniciar su vuelo final… Nos referimos al General de Brigada Aérea en retiro, don Sergio Contardo Flores. Su familia nos ha autorizado para hacer esta publicación, en retribución a la vida y obra de este gran hombre, esposo, padre y abuelo.
Reencuentro con Corvo
Hace seis años tuve el privilegio de poder reencontrarme con mi general Contardo, más conocido entre los aviadores como “Corvo”, su nombre de combate, después de más de 30 años, en donde en varias oportunidades fui su Crew Chief, cuando hacía Mantención de Eficiencia de Vuelo en el material Northrop F-5E Tigre II del Grupo de Aviación No. 7. Fue en una celebración de aniversario del Grupo de Aviación No. 7, precisamente, que pude compartir con este viejo aviador, quien, pese a sus años, se mantenía erguido y muy lúcido. En aquella oportunidad llevé alguna de mis litografías para regalo y se interesó en mi trabajo artístico y compartimos números de teléfono. Así, comenzaron casi seis años de constante intercambio profesional y por qué no decirlo, de una cierta amistad.
El General Contardo registrando las 10.000 horas de vuelo del material F-5E/F en 1981, a su izquierda en la foto, hincado, Julio Arróspide Rivera. Fuente: Grupo de Aviación No. 7. 
Aviation Art & History
Cuando comenzaba a dar forma a mi emprendimiento editorial, necesitábamos ser asesorados por algún piloto del área de combate, de comprobada experiencia para que validara el contenido de nuestro primer libro (Del Vampire al Viper en la Fuerza Aérea de Chile). Sin pensarlo mucho, lo llamé y concertamos una reunión en su departamento y le pasé el borrador. Al día siguiente me llama para decirme que lo había leído hasta las 3 de la madrugada y que lo encontraba excepcional, ciertamente tenía algunos detalles, pero que era un trabajo muy profesional y que lo apoyaba en un 100%. Sin duda alguna, ese día nació “Aviation Art & History”.
Corvo pasó a ser nuestro principal puntal en el resto de nuestras publicaciones, especialmente desde el punto de vista contextual de cada hito de la Fuerza Aérea de los últimos 60 años, en donde él desempeñó roles fundamentales y cuyas experiencias han sido volcadas en el contenido de nuestras publicaciones. Esta colaboración ha sido complementada con su vasto registro fotográfico que ha permitido que sea publicado en nuestros trabajos.
Don Sergio Contardo Flores, revisando la primera publicación de Aviation Art & History, Del Vampire al Viper en la Fuerza Aérea de Chile, en donde tuvo un rol destacado dentro de nuestros colaboradores. Autor: Julio Arróspide R. 
El aviador
Don Sergio nació el 18 de marzo de 1932 en Talca en el seno de una familia hacendada de la zona. Fue atraído por el vuelo a temprana edad, cuando un amigo de su padre lo invitó a volar a los 12 años. Esta atracción se transformó en pasión e ingresó a los 16 años a la Escuela de Aviación en 1949, pese a que su padre, don Manuel José, se opuso. Formó parte de la Escuadrilla “Cani”, en donde egresó en 1950 como piloto junto a otros 18 oficiales de las distintas ramas.
El cadete de primer año Contardo, de pié, primero de la derecha, 1949. Fuente: Pilotos retirados de LAN.
El cadete Contardo, posando junto al North American AT-6 Texan No. 274, 1949. Fuente: Sergio Contardo F. 
Corvo durante su carrera voló una gran cantidad de tipos de aeronaves, desde los frágiles Fairchild PT-19 hasta los poderosos Northrop F-5E Tigre II, pasando por los Vultee BT-13 Valiant, North American AT-6 Texan, Vought Sikorsky, PBY Catalina, Republic P-47D Thunderbolt, Sikorsky S-55C, Hiller UH-12 y SL-4, Bell UH-1H Iroquois, de Havilland Vampire T.Mk.11/T.Mk.22, Cessna A-37B Dragonfly, CASA A-36 Halcón, entre otros. Fue uno de los pocos pilotos con doble especialidad, piloto de helicóptero y piloto de combate.
El Teniente Sergio Contardo Flores, al centro de pie, junto a sus compañeros pilotos de Republic P-47D Thunderbolt del Grupo de Aviación No. 11. Fuente: Sergio Contardo F. 
El Teniente Sergio Contardo Flores, al mando del Sikorsky S-55C No. H-56 del Grupo de Aviación No. 2. Fuente: Sergio Contardo F. 
Sus destinaciones también fueron múltiples, donde se puede destacar: la Escuela Táctica del Grupo de Aviación No. 1, Grupo de Aviación No. 2, Escuela de Aviación en donde integró la primera escuadrilla acrobática oficial de la FACh, “Cruz del Sur”, Base Antártica Pedro Aguirre Cerda, Grupo de Aviación No. 10, Grupo de Aviación No. 4 como su Comandante, Academia de Guerra Aérea como su Director, Primera Brigada Aérea como su Comandante en Jefe, además de destinaciones fuera del país, en Inglaterra como alumno de la Academia de Guerra Aérea de la RAF y como Agregado Aéreo en Inglaterra y para Europa.
El Comandante de Grupo Sergio Contardo Flores, como comandante del Grupo de Aviación No. 4, junto a sus oficiales y personal del Grupo. Fuente: Sergio Contardo F.
El Coronel Sergio Contardo Flores, como Director de la Academia de Guerra Aérea, desplazándose en el Bell UH-1H No. H-89, con esquema “Pantera Rosa”. Fuente: Sergio Contardo F. 

El General de Brigada Aérea Sergio Contardo Flores, al regreso de su primer vuelo solo en F-5E. Fuente: Sergio Contardo F. 

El General Sergio Contardo Flores, recibiendo honores a su llegada al Ala No. 1, volando su avión de combate, el F-5E No. 804. Fuente: Sergio Contardo F. 
Sin duda, una prolífica carrera como oficial piloto de la Fuerza Aérea de Chile, pero que, según su testimonio, generó anticuerpos en más de alguien, principalmente por el alto grado de exigencia que imponía a sus oficiales y personal, pero que no era algo más allá de lo que él mismo podía dar, prueba de ello era que mantenía su eficiencia de vuelo, siendo General, en aviones de combate de altas prestaciones, como un claro ejemplo de sus competencias y su liderazgo.
Hechos destacados
Dentro de las extensas conversaciones con Corvo, pese a que trataba de minimizar la importancia de los roles había desempeñado en algunas de sus experiencias, como algo normal y rutinario, no puedo dejar de destacar algunas de ellas:
Piloto de la Escuadrilla de Acrobacia “Cruz del Sur” (1956-1958): Integrante de la primera Escuadrilla Acrobática oficial de la FACh en material T-34 Mentor. Tuvo un accidente que casi le cuesta la vida en el Mentor No. 107, salvándose por unos escasos 30 metros, saltando en paracaídas, pasando a integrar el exclusivo “Caterpillar Club”.
Estado en el que quedó el T-34A Mentor No. 107, después de estrellarse durante una práctica de la Escuadrilla de Acrobacia “Cruz del Sur” de la Escuela de Aviación, en 1957, en la Base Aérea El Bosque. El teniente Contardo se salvó de morir por pocos metros, saltando en paracaídas. Fuente: Sergio Contardo F. 
Rescate de avión Mentor con el Bell UH-1H (1971): En una misión al límite de las capacidades del UH-1H, el entonces Capitán Contardo, rescata el Mentor No. 137 desde la cordillera, en un hecho inédito a nivel mundial. Pese a que estuvo a punto de perder su carrera por este logro (no había sido autorizado por el Comandante de Combate), finalmente se logra rescatar el avión de instrucción y se pudo determinar las capacidades del UH-1H en forma empírica, las condiciones marginales de operación en la cordillera, datos y experiencia que serían de vital importancia en el exitoso rescate de los rugbistas uruguayos un año después.

El Capitán Sergio Contardo Flores, iniciando el rescate del T-34A Mentor No. 137 desde la cordillera en 1971. Fuente: Sergio Contardo F.

Rescate de más de cien Almas: en su dilatada experiencia como piloto de helicópteros, en donde tuvo el privilegio de ser uno de los primeros instructores de Bell UH-1H, formados por el US Army, Corvo destaca sus experiencias en operaciones de búsqueda y salvamento (SAR), detallando el rescate de más de 100 almas, más de 100 personas que pudieron extender sus vidas gracias a la oportuna intervención de las tripulaciones de los helicópteros de la FACh.
El Capitán Sergio Contardo Flores, operando en una misión SAR nocturna, volando en un UH-1H para salvar un Alma más. Fuente: Sergio Contardo F. 
Comisión de Límites: Un capítulo inédito de la historia de la Fuerza Aérea de Chile es la participación de pilotos y helicópteros Hiller SL-4 de la FACh durante el apoyo a la comisión de Límites entre Chile y Argentina y donde el uso de estos helicópteros fue de vital importancia para poder llegar a lugares casi inaccesibles, con varios incidentes que pudieron ser el último vuelo de Corvo.
El Comandante Sergio Contardo Flores, al lado del Hiller SL-4 No. H-72, durante el apoyo a la Comisión de Límites entre Chile y Argentina. Fuente: Sergio Contardo F. 
Trío de Oro: La modernización de la FACh a partir de 1974 fue obra del entonces Comandante en Jefe, General del Aire don Gustavo Leigh Guzmán, quien delegó su planificación e implementación al Coronel Fernando Matthei Aubel y los Comandantes de Grupo Daniel Reveco Valenzuela y Sergio Contardo Flores, quienes habrían recibido el nombre “Trío de Oro”, por su sólida preparación profesional y en especial por su visión de cómo debía ser una Fuerza Aérea de Combate moderna. Hay muchos otros hechos destacados de la vida profesional de Corvo, pero que están reservados por su familia, la cual editará sus memorias en un futuro próximo.
Corajudo hasta el final
Corvo nunca tuvo miedo, a lo mejor sí, pero no quedó evidenciado por sus acciones. Sus salvadas son varias, sobre todo en experiencias de vuelo, sin embargo, donde ha quedado patente su coraje es en el escenario de las ideas, donde por muchos años dio batalla contra quienes han querido destruir nuestras tradiciones y la institucionalidad imperante, siendo el portavoz de agrupaciones de militares en retiro y en su constante apoyo a militares condenados por la justicia.
Hace unos tres meses me había dicho que le habían detectado un tumor en el páncreas y que estaba consultando con especialistas para ver la posibilidad de extirparlo. Semanas después me llama, en tono muy tranquilo y seguro, me dice que me está llamando para despedirse, así como ya lo había hecho con varios de sus amigos. Me cuenta que padece un cáncer que es muy difícil de combatir, pero que le iba a dar pelea hasta su último aliento…
Y es así como hoy, 18 de marzo de 2021, Corvo llega a cumplir su 89 aniversario desde que viera la luz de este mundo, ahora postrado, aún consiente, pero sin poder celebrar, si no que esperar que esa misma luz que lo vio nacer, ahora se apague para siempre… esperando la autorización de la Torre de Control para iniciar su vuelo final.
Don Sergio Contardo Flores, el hombre, habrá de pasar a una nueva dimensión, dejando en esta tierra un legado a todos quienes interactuamos con él, en forma especial a su familia, quienes heredaron no sólo sus genes, si no que todos aquellos valores que le destacaron en su vida como una persona íntegra, con convicciones, con pasión y patriotismo.
¡Feliz cumpleaños Corvo!
Back to Top